AFP
  •   Bagdad  |
  •  |
  •  |

El grupo Estado islámico comenzó ayer a destruir con excavadoras la ciudad asiria de Nimrod, joya arqueológica del norte de Irak, una semana después de la difusión por los yihadistas de un video de la destrucción de valiosas esculturas preislámicas en Mosul.

La ONU anunció al mismo tiempo que unas 28,000 personas huyeron en unos días de la región de Tikrit, más al sur, donde las fuerzas gubernamentales lanzaron una ofensiva de envergadura para expulsar al EI.

El EI atacó “la histórica ciudad de Nimrod y comenzó a arrasarla con vehículos pesados”, informó el jueves el Ministerio de Turismo y Antigüedades en su página Facebook.

Daños no precisos

Un funcionario iraquí de la oficina de antigüedades confirmó la noticia y dijo que la destrucción comenzó después de las oraciones de mediodía el jueves.

La destrucción ocurre días después de la difusión por los yihadistas de un video donde se muestra  la destrucción de esculturas preislámicas en el norte de Irak.

“Hasta ahora no podemos medir la amplitud de los daños”, dijo un responsable que pidió el anonimato.

Nimrod, ciudad fundada en el siglo XIII antes de nuestra era, está situada a orillas del Tigris, a unos 30 kilómetros al sur de Mosul, gran ciudad del norte de Irak, controlada por el EI desde junio pasado.

Varios arqueólogos expresaron el temor de que el EI destruya otros sitios históricos.

Las ciudades de Hatra, inscrita en el patrimonio mundial de la Unesco y Nimrod, ambas situadas al sur de Mosul, están en peligro, según ellos.

Después del saqueo en Mosul, los yihadistas habrían dicho a los guardias del museo, que Nimrod era su próximo objetivo.