•   RIAD  |
  •  |
  •  |

Las amenazas nunca van a disuadir a Estados Unidos, dijo ayer el secretario de Estado, John Kerry, en referencia al ataque con  cuchillo que sufrió el embajador estadounidense en Seúl, Corea del Sur.

“Estados Unidos nunca va a ser disuadido por amenazas (...) vamos a seguir igual de decididos para perseguir lo que creemos que está en sintonía con los intereses de nuestro país”, reveló Kerry a los periodistas durante su visita a Arabia Saudí.

El embajador de Estados Unidos en Corea del Sur, Mark Lippert, fue herido con arma blanca en Seúl por un militante nacionalista opuesto a la alianza militar entre su país y Estados Unidos.

Cuchillo de cocina

El agresor, armado según la policía con un cuchillo de cocina de unos 25 centímetro, atacó a Lippert cuando este participaba en una reunión en torno a un desayuno en el instituto cultural Sejong, en el centro de la capital.

“El hombre surgió bruscamente entre el público cuando empezaba el desayuno. Algunos intentaron detenerlo pero todo transcurrió muy deprisa. El embajador resultó herido en el rostro y fue conducido al hospital”, explicó Kim Young-man, un portavoz del Consejo Coreano para la Reconciliación y la Cooperación, organizador del acto.

El diplomático, herido en la mano y en la mejilla, fue operado con éxito y se encontraba “estable”, señalaron los cirujanos, si bien deberá permanecer en observación dos o tres días en el hospital.

“Estoy bien, animado”, aseguró el embajador en su cuenta de Twitter tras la operación.

El presidente Barack Obama llamó al embajador para desearle “una pronta recuperación”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus