•   Ottawa, Canadá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno canadiense decidió el viernes conceder una nueva indemnización a las víctimas de la talidomida, un medicamento prescrito hace más de 50 años y que causó graves malformaciones en miles de recién nacidos.

Este medicamento, prescrito para aliviar las náuseas del embarazo, provocó efectos irreversibles en el desarrollo del feto a finales de la década de los 50 y a inicios de la siguiente.

"Hace más de 50 años, la talidomida fue homologada", y "lastimosamente causó graves daños físicos y emocionales permanentes a madres, niños y a sus familias", declaró la ministra canadiense de Salud, Rona Ambrose.

A cada sobreviviente se le concederá una "suma global libre de impuestos de 125.000 dólares canadienses (unos 98.000 dólares)", para cubrir la atención médica de emergencia, dijo Ambrose.

Por otra parte, el gobierno desbloqueará 168 millones de dólares "para una asistencia médica permanente a largo plazo para los sobrevivientes", añadió.

Las primeras indemnizaciones a las víctimas de este medicamento en Canadá fueron concedidas en 1991, pero "el gobierno piensa que tenemos la obligación moral de ayudar a los sobrevivientes de esta tragedia", subrayó Ambrose.

En el mundo, la talidomida habría causado cerca de 20.000 víctimas, nacidas sin piernas o brazos, o con manos o pies directamente pegados al tronco.

Este medicamento fue retirado del mercado a finales de 1961 en Alemania y Reino Unido, pero siguió siendo prescrito a mujeres embarazadas en Canadá hasta agosto de 1962.