•   Nigeria  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos 58 personas murieron ayer tras la explosión de varias bombas en un concurrido mercado de Maiduguri, la capital del estado nororiental de Borno, informaron a EFE fuentes de los servicios de emergencia presentes en la zona de los atentados.

Se teme que el balance de muertos pueda ser aún mayor, ya que el hospital general de Maiduguri se encuentra colapsado y todavía no se ha podido hacer un recuento exhaustivo de las posibles víctimas que en un primer momento fueron cuantificadas en 44, según las mismas fuentes.

Una primera bomba fue detonada a las puertas del mercado de pescado de Baga, que es el centro comercial más grande de todo el noreste de Nigeria y que atrae a vendedores de toda la zona, incluidos comerciantes de pescado que vienen del lago Chad.

A lo largo de la mañana otras cuatro bombas explotaron en varios puntos de la ciudad, entre ellos otro conocido mercado y una estación de autobuses, por lo que tanto las fuerzas de seguridad como los servicios de emergencia se encuentran desbordados.

En declaraciones a la prensa local, un alto cargo del gobierno local describió el ataque como “inhumano, bárbaro” y fruto de la desesperación de la milicia radical islámica de Boko Haram, que busca objetivos fáciles para compensar la reciente pérdida de numerosas ciudades del noreste de Nigeria que estaban bajo su control.

“Las informaciones indican que 58 personas fallecieron, mientras otras 139 resultaron heridas”, dijo Clement Adoda, el comisario jefe del Estado de Borno, cuya capital es Maiduguri.

En represalia
Este atentado múltiple se produce solo dos días después de que Boko Haram masacrara a unas 70 personas, en su mayoría hombres y jóvenes, en la localidad de Njaba, también en el estado de Borno, en un ataque que se consideró como una posible represalia por la colaboración de los habitantes con las fuerzas de seguridad.

En lo que va del año Boko Haram ha lanzado por lo menos dos ofensivas a gran escala para intentar conquistar Maiduguri, aunque en ambos casos el Ejército, que tiene ahí su cuartel general y un aeropuerto clave para la Fuerza Aérea, consiguió repeler los ataques y ganó el tiempo suficiente para iniciar un contraataque.

Desde mediados de enero, una fuerza multinacional encabezada por Chad y que cuenta con el beneplácito de Nigeria ha lanzado una campaña militar para reconquistar el territorio controlado por Boko Haram y garantizar la seguridad durante las elecciones presidenciales que se celebrarán en Nigeria el próximo 28 de marzo.

El ejército nigeriano ha asegurado que en las últimas semanas decenas de pueblos y ciudades bajo dominio de Boko Haram han sido liberados y que han matado a cientos de milicianos, aunque las informaciones procedentes de esa zona son imposibles de contrastar de forma independiente.

Autorizan más fuerzas
Por otra parte, esta misma semana el Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana autorizó el incremento de la fuerza multinacional de 7,500 a 10,000 efectivos, aunque los países involucrados --Nigeria, Chad, Níger, Camerún y Benín-- todavía tienen que discutir muchos detalles de la operación.

El punto de discusión más importante es la delimitación de la zona de combate de la fuerza multinacional y quién tomará el mando, ya que hasta ahora Nigeria se ha mostrado muy reticente a ceder el control de las operaciones que se realicen dentro de su territorio.

El éxito de las operaciones conjuntas ha disparado el optimismo entre la clase política nigeriana, en especial en el seno del gobernante Partido Popular Democrático (PDP), que por primera vez ha reconocido que “subestimaron la capacidad de Boko Haram”.

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, confía en que la campaña militar contra Boko Haram consiga lavar la mala imagen que en los últimos meses han dado tanto el Gobierno como el Ejército, incapaces de frenar el avance de los islamistas, que llegaron a controlar un territorio del tamaño de Bélgica.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus