•  |
  •  |
  • END

El encarcelado periodista iraquí que lanzó sus zapatos al presidente George W. Bush pidió un indulto, anunció un vocero del primer ministro iraquí.

En una carta enviada al primer ministro Nouri al-Maliki, el periodista dijo que su conducta fue “una acción fea” y pidió ser perdonado, dijo el vocero Yassin Majid.

“Es ahora demasiado tarde para lamentar la enorme y fea acción que perpetré”, escribió Muntadhar al-Zeidi, según Majid.

El vocero indicó que al-Zeidi recordó en su carta la entrevista que mantuvo con el primer ministro en 2005, cuando al-Maliki le invitó a su casa con la expresión: “Entre, es también su casa”. “Así que le pido su perdón”, agregó al-Zeidi, dijo Majid.

El presiente iraquí, Jalal Talabani, puede otorgar un perdón si lo recomienda el primer ministro, salvo en caso de ciertas ofensas, entre ellas delitos internacionales, según la constitución iraquí.

Los funcionarios iraquíes dijeron que al-Zeidi seguramente será acusado de insultar a un dignatario extranjero, con la posibilidad de pasar dos años en la cárcel.

Miles de personas coparon las calles de Irak para protestar por la detención de al-Zeidi, y el incidente fue festejado en el mundo árabe a medida que las emisoras de televisión lo mostraron repetidamente.

Presidente de parlamento amenazó con dimitir
Mientras tanto, el presidente del Parlamento iraquí, Mahmoud al-Mashhadani, amenazó con dimitir de su cargo el pasado miércoles. No quedó en claro si al-Mashhadani, que tiene un historial de conducta errática y que ya profirió esa amenaza en otras ocasiones, piensa dejar el cargo, ya que ayer jueves acudió a su trabajo.

El primer ministro iraquí se encontraba junto a Bush el domingo en una conferencia de prensa cuando el periodista, corresponsal de una televisora iraquí estatal en El Cairo, lanzó sus zapatos contra el mandatario estadounidense.

El periodista, además, gritó en árabe al mandatario: “¡Éste es su beso de despedida, perro! Esto es de parte de las viudas, huérfanos y aquellos que fueron muertos en Irak”

Al-Zeidi fue abatido por agentes de seguridad iraquíes y estadounidenses. Bush esquivó los proyectiles.

Por su parte, el juez de instrucción iraquí encargado de la investigación sobre el periodista lanza-zapatos rechazó ayer jueves la petición de libertad condicional de su abogado, quien asegura que su cliente se encuentra bien.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus