•   La Paz  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una misión de representantes del Vaticano visitará Bolivia el próximo 19 de marzo para preparar la llegada en julio del papa Francisco, anunció hoy el ministro boliviano de Exteriores, David Choquehuanca, tras reunirse con la cúpula de la Iglesia boliviana.

En la reunión, celebrada en la ciudad de Santa Cruz (este), participaron también el presidente de Bolivia, Evo Morales, y el líder de la Central Obrera Boliviana, el minero Juan Carlos Trujillo.

Choquehuanca dijo que los representantes del Vaticano recorrerán los posibles lugares que visitará el papa y explicó que para coordinar los preparativos del viaje se ha formado una comisión integrada por el Gobierno, la Iglesia católica y las organizaciones sociales.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), monseñor Óscar Aparicio, confirmó que la visita del Papa tendrá lugar en julio, aunque será la Santa Sede quien precise las fechas y las ciudades que integrarán el recorrido de Jorge Mario Bergoglio.

En coincidencia con la visita del Papa, el Gobierno boliviano planea celebrar una reunión internacional de movimientos sociales, indicó por su parte el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada.

El evento sería similar al Encuentro Mundial de Movimientos Populares que el Vaticano organizó en octubre pasado y al que asistió el presidente Morales, según la agencia estatal ABI.

"Como parte de la visita del Papa, nuestro planteamiento es que también aquí en Bolivia debería efectuarse un encuentro de estas características", declaró el viceministro Rada.

En enero pasado, Morales reveló que planteó al Vaticano realizar los actos centrales de la visita en la región de Santa Cruz, a 400 metros sobre el nivel del mar.

Sin embargo, según dijo entonces el mandatario, el Sumo Pontífice ha insistido en visitar también La Paz, situada a 3.600 metros de altitud.

La visita a Bolivia formará parte de una gira que incluye también paradas en Paraguay y Ecuador.

La única visita de un Pontífice a Bolivia fue la realizada por Juan Pablo II en 1988.