elnuevodiario.com.ni
  •   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un alto dirigente del transporte de Honduras, Carlos Andonie, de 69 años, fue asesinado este martes por un pistolero, informaron las autoridades del país centroamericano.

El comisario policial Jorge Alberto Rodríguez relató a la estación local HRN que Andonie fue abordado por dos sujetos a bordo de una motocicleta que ingresaron a un taller de mecánica donde se encontraba y uno de ellos le disparó.

Según la fuente, el veterano dirigente recibió unos cinco tiros en el incidente ocurrido en San Pedro Sula, 240 km al norte de la capital, catalogada como la ciudad más violenta del mundo, con una tasa de 172 homicidios por cada 100.000 habitantes, según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, un organismo especializado de México.

Ramón Velásquez, otro dirigente del transporte de la ciudad, aseguró que el lunes Andonie le informó que había recibido amenazas de muerte pero no dijo de quiénes.

Un hermano del transportista fallecido afirmó que "no hay otro motivo" de la muerte que el cobro de la extorsión.

"Se está haciendo la investigación en ese sentido", si fue por el "impuesto de guerra" que cobran las violentas pandillas del país, afirmó el comisario Rodríguez.

El llamado "impuesto de guerra" es un cobro extorsivo que hacen las pandillas a comerciantes y transportistas a cambio de protección y garantías de que no los van a atacar.

Pandilleros que cobran ese impuesto han matado cerca de 800 personas en el transporte público en diferentes zonas de Honduras desde el 2009, según las autoridades.

Honduras registra la tasa de homicidios más alta del mundo, 66 por cada 100.000 habitantes, según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional.