•   Brasilia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Pedro Barusco, uno de los directivos de Petrobras acusados del fraude a esa compañía, que sacude a Brasil, ratificó ayer ante el Congreso que el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) recibía sobornos multimillonarios.

El relato del exgerente de instalaciones de esta estatal, que llegó a ser sinónimo de futuro en Brasil, mostró por primera vez en carne viva y por TV detalles de la trama que desató una investigación de 12 senadores y 22 diputados para determinar si participaron en una red que giró 4,000 millones de dólares en la última década, según la Policía.

Barusco fue quien acercó la mancha oleosa de la corrupción de Petrobras al Gobierno. Su confesión condujo a que el actual tesorero del PT, Joao Vaccari, a quien acusó de recibir hasta 200 millones de dólares para una caja cuyo “rótulo era PT”, fuera llevado en forma coercitiva a declarar ante la justicia.

“A mí me cabía una cantidad y al PT otra. Puede ser 150-200 millones de dólares. No sé cómo Vaccari lo recibió, si fue donación oficial, no lo sé. Existía una reserva de coima para el PT. Si él lo recibió o la forma en que lo recibió no lo sé”, afirmó bajo juramento.

PT desmiente
“Siempre combinábamos ese tipo de asunto con Joao Vaccari. Ahora, eso lo gerenciaba él”, añadió en otro pasaje de su declaración en la primera jornada de trabajo de una comisión de diputados que investiga en paralelo a la justicia el desfalco en la mayor empresa de Brasil.

El martes de noche el PT desmintió en un comunicado las declaraciones de Barusco, acusándolo de hacer denuncias sin presentar pruebas.

“Vaccari reitera que nunca trató de finanzas o donaciones para el partido con el señor Pedro Barusco, delator que busca ahora el perdón judicial involucrando a otras personas en sus delitos”, afirman en la nota el presidente del PT, Rui Falcao, y el mismo Vaccari.

El partido “solo recibe donaciones dentro de los parámetros legales”, insistió la nota de prensa.

El tesorero del PT fue liberado, pero sigue en la mira de la procuraduría.