•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Said Musallam, el padre del joven árabe-israelí asesinado por el Estado Islámico (EI) según un vídeo difundido por internet, aseguró hoy a Efe que su hijo no era ningún espía del Mosad y que los autores de este asesinato pagarán por ello.

"Recibí la noticia de que lo había matado de boca de un periodista israelí, no sabíamos nada de él más allá de que estaba detenido cerca de la frontera con Turquía", declaró el progenitor en una entrevista en su casa de Nevé Yaacov, un barrio judío del este de Jerusalén construido en territorio ocupado en 1967.

Y asegura que el argumento dado por el EI de que su hijo trabajaba para el servicio de espionaje israelí es una "mentira", porque "lo han matado para que no se fuera y contará todo lo que había visto".

"¡Piensa solo! ¿Lo podían dejar marchar después de haberle lavado la cabeza, entrenado, dado dinero.... para que después llegara a Israel fuera detenido y contara todo lo que había visto en Siria?, se pregunta en la entrevista.

Muhamad, de 19 años, aparece en un vídeo difundido ayer por el EI vestido con el habitual atuendo de color naranja, arrodillado y con dos islamistas detrás, uno de ellos un niño que aparentemente es quien le ejecuta de un disparo.

Hace meses decidió viajar a Siria, a través de Turquía, para alistarse en las filas del EI, pero en cierto momento decidió abandonarlo y regresar, contó hoy su padre.

Hace dos meses las familia recibió la noticias de su detención, pero desde entonces no han tenido más información, hasta ayer.

El EI, que no dice cuando se produjo la ejecución, ha argumentado que trabajaba para el Mosad porque tenía la nacionalidad israelí, como un número indeterminado de palestinos que viven en Jerusalén Este.

Conductor de la compañía israelí de transportes Egged, Musallam asegura que Abu Bakr al-Bagdadi, el autoproclamado califa del Estado Islámico, "acabará pagando por lo que ha hecho".

"Si el mundo decide formar un Ejército para luchar contra Daesh (EI), yo y mis otros tres hijos seremos los primeros en alistarnos para vengar su muerte", insiste al exigir respuestas del al-Bagdadi sobre la ejecución de su hijo.

Y agrega "sin haber visto el vídeo" que aunque realmente lo hayan matado para él "Muhamad siempre estará vivo".