•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente francés, François Hollande, mantendrá a 10.000 militares movilizados en apoyo a las fuerzas de seguridad dentro del plan antiterrorista, y reducirá menos puestos de lo previsto en las fuerzas armadas.

Según anunció hoy la Presidencia en un comunicado, Hollande, en una reunión con el Consejo de Defensa del país, consideró que la amenaza de ataque terrorista en Francia continúa siendo "elevada", por lo que conservará la medida extraordinaria de movilización de militares.

Al menos 7.000 de los militares están desplegados principalmente para la vigilancia y protección de los lugares de culto, que se consideran especialmente amenazados.

Por ello, reclamó a los responsables de la defensa de su país que "se tomen las medidas necesarias para adaptar la organización de los ejércitos a esta evolución de su misión".

En este sentido, pidió que se estudie la conveniencia de conservar más efectivos en las fuerzas armadas que se sumen a los 7.500 que ya anunció en enero y que escaparán al plan de recortes de personal previsto.