•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Cumbre de las Américas que reunirá a 35 jefes de Estado y de Gobierno, el 10 y 11 de abril próximo en Panamá, puede ser el espacio propicio para que países como Venezuela y EE.UU., y cualquier otro de la región, aborden sus relaciones, dijo la vicepresidenta y canciller panameña, Isabel de Saint Malo de Alvarado.

“Esperamos que la Cumbre sea un espacio de diálogo, un espacio de entendimiento donde procuremos, a través de las discusiones, los espacios necesarios para trabajar las diferencias que puedan surgir”, afirmó De Saint Malo de Alvarado.

De Saint Malo, se refirió al asunto al ser preguntada por los periodistas sobre las expectativas de la participación en la Cumbre de los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Venezuela, Nicolás Maduro, después de que el primero, declarara en su país una “emergencia nacional” por “la situación” en la nación suramericana.

Diálogo
La canciller del país centroamericano respondió que “los temas entre dos países específicos son temas entre ellos y la región”. Pero De Saint Malo matizó que “Panamá siempre estará allí para aportar sus buenos oficios en procura de una solución pacífica por la vía del diálogo de las dificultades y los conflictos”.

Destacó, además, que la parte logística y operativa de la Cumbre está “armada, lista y preparada”, y que los acuerdos técnicos “han avanzado muchísimo”. También detalló que hay una reunión en la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington, la próxima semana, para terminar de afinar el documento con la declaración final de la Cumbre.