•   Johannesburgo  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Saara Kuugongelwa-Amadhila se ha convertido en la primera jefa de Gobierno de la historia de Namibia, tras ser nombrada por el presidente del país, Hage Geingob, informa hoy el diario "Namibian Sun".

Kuugongelwa-Amadhila, de 47 años, ha sido ministra de Finanzas desde 2003 en sucesivos gobiernos de la oficialista Organización Popular del Suroeste de África (SWAPO), que gobierna el país desde su independencia en 1990.

Veterana de la lucha por la liberación del país, a la que se sumó siendo una adolescente, la nueva primera ministra de Namibia vivió parte de su juventud en el exilio y estudió en Estados Unidos, donde se graduó en Economía.

"La posición de primera ministra tiene sus propios retos y aprecio el trabajo que tengo por delante", dijo Kuugongelwa-Amadhila después de que Geingob anunciara ayer la decisión a su Gobierno.

Analistas políticos citados hoy por los medios namibios alaban su historial limpio de corrupción y su capacidad intelectual y de gestión.

"Tiene buena formación en gestión, y particularmente en gestión financiera, un sector en el que tiene una gran experiencia", afirmó el presidente sobre la primera ministra, a quien describió como "joven, dinámica y guapa".

Como ministra de Finanzas, Kuugongelwa-Amadhila consiguió reducir el gasto del Gobierno namibio y cerró con superávit el ejercicio de 2006/2007 por primera vez en la historia del país.

Considerado uno de los países menos corruptos y más estables de África, Namibia ha sido reconocida por instituciones como el Banco Mundial (BM) por sus "políticas macroeconómicas prudentes" y su crecimiento sostenible en los últimos años.

Tanto el SWAPO como otros partidos se comprometieron antes de las elecciones generales y presidenciales a aplicar, en las instituciones que controlaran, una estricta política de paridad de género.

El presidente Geingob tomó posición del cargo este mes tras imponerse por una abrumadora mayoría del 86 por ciento en los comicios presidenciales.

Geingob sustituyó en el cargo a Hifikepunye Pohamba, que fue galardonado este mes con el prestigioso Premio Ibrahim al liderazgo de mandatarios africanos por sus logros al frente del país y por aceptar la limitación de dos mandatos que impone la Constitución.

Este premio anual otorgado por la Fundación Mo Ibrahim había quedado desierto desde 2011, al no cumplir ningún dirigente africano los requisitos para recibirlo.