•   Andorra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Joan Pau Miquel Prats, uno de los principales dirigentes de la Banca Privada de Andorra (BPA), fue detenido en el marco de una investigación sobre un presunto blanqueo de dinero.

Tras el arresto de Joan Pau Miquel Prats, uno de los siete miembros del consejo de administración de la BPA, la Policía podría realizar nuevas detenciones en los próximos días, pero no brindaron mayores detalles.

El jefe del gobierno de Andorra, Antoni Martí Petit, anunció la intervención del Instituto Nacional de Finanzas del principado de la BPA, tras una comunicación de Washington.

Preocupación

La comunicación tuvo lugar después de que la Red contra delitos financieros (FinCEN), organismo dependiente del Departamento del Tesoro, calificara al BPA de “entidad sometida a ‘preocupación de primer orden’ en materia de blanqueo de capitales”.

“Altos dirigentes corruptos de BPA, así como controles contra el blanqueo demasiado laxos, transformaron a BPA en un intermediario fácil para quienes blanquean dinero con el objetivo de hacer pasar por el sistema financiero estadounidense los ingresos provenientes del crimen organizado, de la corrupción y del tráfico de seres humanos”, afirmó en un comunicado la directora de la FinCEN, Jennifer Shasky Calvery.

Las operaciones están relacionadas con organizaciones criminales en Rusia y China y representan “cientos de millones de dólares”, según el organismo.

El jefe del gobierno andorrano precisó que “las autoridades estadounidenses proponen una serie de medidas para limitar la capacidad operativa de la Banca Privada de Andorra en el futuro”.