•   Caracas  |
  •  |
  •  |

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) solicitó ayer a Estados Unidos derogar las sanciones impuestas a Venezuela a través de un polémico decreto considerado como una “amenaza injerencista”, según una declaración de cancilleres suscrita en Quito.

La Unasur “solicita la derogación del citado Decreto Ejecutivo”, expedido por el presidente Barack Obama el pasado lunes, reza el texto suscrito por los ministros al cabo de una cita extraordinaria en Quito y que fue leído por el representante de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa.

Mientras el presidente de Ecuador, Rafael Correa, convocó a los gobiernos latinoamericanos a rechazar de forma unánime las sanciones impuestas por Estados Unidos a Venezuela, a las que consideró un intento de “desestabilización”.
Correa formuló un vehemente llamado a la unidad regional contra lo que llamó “grotesca injerencia estadounidense”, poco antes de que se instalara en Quito una reunión de cancilleres sudamericanos para analizar la situación de Venezuela.

“Estemos o no estemos de acuerdo con el gobierno de (Nicolás) Maduro, por elemental dignidad, América Latina debe levantar su voz unánime rechazando tanta prepotencia, tanto unilateralismo, tanto imperialismo”, dijo Correa en su programa semanal de radio y televisión.

Por lo pronto, los ministros de Unasur darán, según Correa, “una respuesta regional ante esta nueva y grotesca injerencia de Estados unidos en un país soberano” como Venezuela.

Las sanciones

El lunes, la Casa Blanca impuso nuevas sanciones a siete funcionarios del gobierno de Maduro, amparado en un decreto presidencial --duramente criticado por países como Ecuador, Bolivia y Argentina-- en el que califica la situación de Venezuela como una amenaza a la seguridad estadounidense.

Los responsables venezolanos son acusados por Washington de violaciones de derechos humanos durante las protestas antigubernamentales de hace un año, que sacudieron a Venezuela y dejaron 43 muertos.

El gobierno de Maduro esperaba el apoyo de la Unasur en momentos en que enfrenta una dura crisis económica y cuando en el país se ha elevado la tensión política por la detención de líderes opositores acusados de complotar contra el líder venezolano.

Duro crítico de la política exterior norteamericana, Correa consideró que el presidente Barack Obama se extralimitó y “por poco ya amenaza con sancionar a los votantes del gobierno de Maduro”.

Estas sanciones, agregó el mandatario, son “para amedrentar a la gente, (para) que nadie acepte participar del gobierno (de Maduro), debilitarlo y desestabilizarlo”.

“¡No lo vamos a permitir! Entienda que América Latina es otra, ya cambió, ya no somos patio trasero de nadie”, sostuvo Correa.
una Declaración

Al iniciar la sesión extraordinaria de cancilleres del bloque, que se celebró en la sede del organismo, en Quito, secundada por los jefes de la diplomacia de los doce países que lo integran, el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, pidió a sus colegas “una declaración clara, contundente”, que demuestre “la unidad de los países de la región” en relación a Venezuela y sus tensiones con Estados Unidos.

El secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, pidió por su parte a los ministros de Relaciones Exteriores que no pierdan de vista los principios de paz, democracia y defensa de los derechos humanos.

“Esos son los tres principios alrededor de los cuales nos movemos y nos vamos a seguir moviendo aquí en la Unasur”, aseveró.

Ese fue uno de los puntos de la agenda de la reunión, en la que también se conoció  un informe de una comisión especial de cancilleres de la Unasur, que visitó Caracas el pasado 6 de marzo.

Los enviados se entrevistaron con el presidente venezolano Nicolás Maduro y con representantes de la oposición.

Al encuentro de cancilleres asistieron los ministros de los doce países del bloque: el de Argentina, Héctor Timerman; Bolivia, David Choquehuanca; Brasil, Mauro Vieira; Colombia, María Ángela Holguín; Ecuador, Ricardo Patiño; Guyana, Carolyn Rodrigues-Birkett y Perú, Gonzalo Gutiérrez.

También los de Surinam, Winston Lackin; Uruguay, Rodolfo Nin Novoa; Venezuela, Delcy Rodríguez; Paraguay, Eladio Loizaga, y Chile, Heraldo Muñoz.

Parlamento venezolano autorizará a Maduro gobernar por decretos

Poderes• El Parlamento venezolano tiene previsto aprobar en una sesión extraordinaria hoy la petición del presidente del país, Nicolás Maduro, de ser autorizado para legislar por decreto para enfrentar “amenazas” de Estados Unidos.

La mayoría afín a Maduro, en la unicameral Asamblea Nacional, ya aprobó el martes pasado su petición en una primera discusión y, salvo sorpresas, la ratificará en la sesión definitiva convocada para hoy.

El permiso a Maduro, contenido en una llamada “ley habilitante antimperialista”, tendrá una duración de seis meses que comenzarán a correr una vez que sea publicada en La Gaceta Oficial, presumiblemente mañana, según lo previsto.

El gobernante no ha adelantado los contenidos de las normas, que prevé sancionar una vez que sea investido de poderes legislativos extraordinarios que no requerirán de permiso ni control de la Asamblea Nacional.

Maduro calificó como “locura” la decisión del mandatario de los Estados Unidos, Barack Obama, de calificar al país suramericano como una “amenaza”.

“Es una locura decir que Venezuela es una amenaza para Estados Unidos. Es una desproporción vergonzosa”, dijo Maduro a periodistas en Managua.

Para el mandatario venezolano, la decisión de EE.UU. en contra de Venezuela ha unido más a los países latinoamericanos.