•   Tokio  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Banco Mundial, BM, presentó hoy un nuevo fondo destinado a proyectos de prevención de desastres naturales en los países en vías de desarrollo, y que será también financiado por Reino Unido.

El nuevo mecanismo financiero fue presentado en la III Conferencia Mundial de Naciones Unidas, ONU, sobre la Reducción del Riesgo de Desastres que se celebra en la ciudad japonesa de Sendai (noreste), y que reúne a representantes de más de 150 países.

El "Challenge Fund" (Fondo para desafíos) consistirá en un programa de ayudas financieras que podrán emplearse en proyectos de evaluación de riesgos y de recopilación de datos destinados a prevenir catástrofes naturales y el impacto del cambio climático sobre éstas.

Durante la primera fase de financiación, que durará seis meses, los proyectos seleccionados recibirán subvenciones de entre 20.000 y 150.000 dólares (entre 19.000 y 142.000 euros), informó el BM en un comunicado.

La vicepresidenta de esta entidad, Rachel Kyte, afirmó que el fondo favorecerá "la innovación tecnológica" y permitirá que las comunidades locales "puedan construir sus propias soluciones ante el riesgo de desastres".

En la misma línea, el ministro británico de Desarrollo, Desmond Swayne, destacó que las innovaciones tecnológicas permitieron "salvar miles de vidas" cuando el ciclón Sidr, que azotó Bangladesh en 2007, o conseguir financiación a través de micromecenazgo para ayuda humanitaria tras el terremoto de Haití de 2010.

Las ayudas del nuevo fondo podrán ser solicitadas a partir de esta misma semana por ONG y entidades públicas o privadas que trabajen en la prevención de catástrofes y los primeros beneficiarios tendrían acceso a los recursos a partir del próximo junio.

Cerca de 1,2 millones de personas murieron y 2.900 millones se vieron afectadas por desastres entre el año 2000 y 2012, según datos de la ONU, que calcula que estos fenómenos causaron daños económicos por valor de 1,7 billones de dólares (1,6 billones de euros) durante ese período.