•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Casi 5.9 millones de israelíes están convocados mañana, martes, a las urnas en unas elecciones anticipadas de las que saldrá la vigésima legislatura del Parlamento y el trigésimo cuarto gobierno de Israel.

Los colegios electorales se abrirán a las 07:00 hora local (05:00 GMT) y se cerrarán a las 22:00 (20:00 GMT), cuando se publicarán las primeras encuestas a pie de urna y comenzará el recuento de votos, que se espera que concluya al amanecer del día siguiente.

Pese a que la Comisión Electoral publicará los datos provisionales en la mañana del miércoles, los resultados oficiales sólo se conocerán una semana después, e incluirán los votos de diplomáticos y soldados que han ejercido este derecho en urnas especiales.

La jornada electoral, que se desarrollará en 1,282 localidades y con 10,372 urnas, tendrá lugar bajo estrictas medidas de seguridad, aunque a diferencia de otras ocasiones el Ejército no cerrará el territorio palestino de Cisjordania, según confirmó a Efe una portavoz militar.

Por su parte, la Policía desplegará miles de agentes de su cuerpo nacional y de la Policía de Fronteras en un dispositivo especial para garantizar la seguridad del proceso electoral durante esta jornada festiva.

"Se ha montado una operación especial para custodiar y garantizar la seguridad durante la jornada electoral y del escrutinio", señala un comunicado oficial, que destaca que la presencia policial será más nutrida en aquellas zonas susceptibles de incidentes.

Entre esas zonas se encuentran los focos de población mixta, donde árabes y judíos concurren a las mismas urnas, así como los asentamientos judíos en territorio palestino ocupado.

La población árabe de Israel, constituida por alrededor de 1,6 millones de habitantes, acude por primera vez a unas elecciones con una coalición multipartita que reúne a islamistas, demócratas y nacionalistas, a la que los últimos sondeos, realizados antes del fin de semana, conceden alrededor de 13 escaños.