•   Bruselas  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La posibilidad de llegar a un acuerdo sobre el programa nuclear de Teherán antes de la fecha límite del 31 de marzo todavía es incierta, pese a las intensas negociaciones de este lunes entre John Kerry, y su homólogo iraní, Mohamad Javad Zarif.

Kerry y Zarif, cuyos países rompieron relaciones diplomáticas hace 35 años, estuvieron reunidos junto a sus respectivos colaboradores durante cinco horas en un palacio de la ciudad suiza de Lausana.

La reunión concluyó con una conversación a solas entre Kerry y Zarif, dos hombres que muestran cierta afinidad, nutrida por meses de contactos y negociaciones.

“Irán todavía tiene que tomar decisiones muy difíciles y que se imponen para responder a las importantes preocupaciones que persisten sobre su programa nuclear”, explicó un diplomático estadounidense que pidió no ser identificado.
Hasta 31 de marzo

“Seguimos con la esperanza de poder conseguir (un acuerdo), pero, francamente, no sabemos si lo lograremos”, insistió el funcionario, que no mencionó ningún avance en las conversaciones, a las que calificó como “una montaña rusa”.

Tras 12 años de tensión internacional y 18 meses de intensas conversaciones, el grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania) e Irán tienen de plazo hasta el 31 de marzo para alcanzar un acuerdo político, que garantice más allá de toda duda, la naturaleza pacífica del programa nuclear iraní.

A cambio de esas garantías, Irán obtendría el levantamiento de las sanciones internacionales que afectan gravemente a su economía.