•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Trribunal Electoral de Panamá (TE) recibió ayer la petición de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para que se levante el fuero electoral al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), para investigarlo por la supuesta comisión del delito contra la administración pública, informó una fuente judicial.

La secretaria general del Supremo panameño, Yanixa Yuen, entregó al Tribunal Electoral la solicitud de levantamiento del fuero penal electoral que ostenta Martinelli, indicó la CSJ en un comunicado.

Segunda ocasión

Martinelli dispone de fuero electoral como presidente del Partido Cambio Democrático (CD, en la oposición).

La entrega incluyó las copias autentificadas del expediente que consta de 11,832 folios útiles repartidos en 23 tomos, detalló la Corte Suprema.

Esta es la segunda ocasión en que el Supremo panameño remite esta petición, luego de que el 10 de marzo pasado el TE se la devolvió porque no fue presentada en el “formato correcto”.

Fuentes del TE confirmaron en su momento a Acan-Efe que la CSJ no enumeró correctamente los folios de la solicitud para retirarle la inmunidad al exmandatario y que por eso le fue devuelta.

La solicitud se presenta luego de que en días pasados el pleno de la CSJ rechazó los recursos interpuestos por los abogados de Martinelli con el fin de que no se procesara al exgobernante.

La defensa

Por su parte, Luis Eduardo Camacho, portavoz de Martinelli, dijo ayer a Acan-Efe que la acción de la CSJ “no es más que la reiteración de las violaciones al debido proceso que ha denunciado el equipo legal del expresidente”.

Camacho señaló que esto es así porque en casos recientes la Corte Suprema “solicitaba previamente el levantamiento del fuero antes de decidir la admisión de una denuncia en torno a funcionarios que le corresponde procesar”.

Según Camacho, “esto es otra evidencia más de las violaciones al debido proceso, la reserva del sumario y a la presunción de inocencia que caracteriza (a) la administración de justicia desde la llegada al poder (el 1 de julio pasado) del presidente (de Panamá) Juan Carlos Varela.