•   Beirut  |
  •  |
  •  |

Seis personas, incluyendo a tres niños, murieron en un ataque en Siria, que según una organización de derechos humanos fue realizado con una bomba de barril, que contenía gas.

“Tres niños, su madre y padre, además de su abuela, murieron asfixiados en un ataque que supuestamente fue lanzado por el régimen utilizando una bomba de barril”, precisó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El régimen sirio ya había sido acusado de utilizar cloro, un agente tóxico que puede ser considerado como un arma química, en ataques contra civiles.

En enero, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas denunció que el cloro en gas fue utilizado en 2014 en tres ataques en los que murieron 13 personas, sin atribuir la responsabilidad del ataque.

El conflicto en Siria, que comenzó con manifestaciones pacíficas en contra del gobierno de Bashar al Asad, derivó en una violenta represión, que dio paso a un conflicto interno que ha provocado más de 200,000 muertos y más de 11.2 millones de desplazados.

ONU pide tribunal

Ante el bloqueo en el Consejo de Seguridad, la comisión de la ONU sobre Siria propuso ayer crear un tribunal especial para juzgar los crímenes cometidos en ese país, mientras colabora con naciones que ya investigan las atrocidades relacionadas con el conflicto sirio.

“Seamos honestos, transferir el caso de Siria al Tribunal Penal Internacional (TPI) está bloqueado por el veto ruso, por lo que más efectivo es crear un tribunal ad hoc”, afirmó en rueda de prensa Carla del Ponte, una de los cuatro miembros de la comisión.

El grupo ha solicitado en repetidas ocasiones al Consejo de Seguridad de la ONU (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia) que transfiera el caso del conflicto sirio al Tribunal Penal Internacional, algo que no ha sucedido porque Moscú ha dejado claro que vetará esta decisión.

Ante el hecho consumado de que la guerra dura ya más de 1,400 días y que la transferencia al TPI no va a producirse, la comisión aboga por crear un tribunal especial para juzgar a los criminales que han cometido atrocidades en ese conflicto.