•   Túnez  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos 17 personas, de ellas diez turistas extranjeros, murieron hoy durante un  ataque al Parlamento de Túnez, por presuntos terroristas que se han atrincherado con varios rehenes en el cercano museo del Bardo, informó el ministerio de Interior.

En el ataque terrorista también fallecieron dos de los atacantes y varios policías.

Tres de los turistas murieron durante el asalto de la policía al Museo del Bardo, donde se habían refugiado los atacantes con rehenes, informaron fuentes de las fuerzas de seguridad que dirigieron la operación.

Testigos explicaron a Efe que los asaltantes salieron de una mezquita ubicada entre el edificio de la Asamblea y el museo del Bardo y dispararon contra un autobús de turistas.

"Hemos podido ver a cuatro terroristas armados. Ha habido muchos disparos y ahora están en el jardín, no han podido entrar en el edificio", explicó a Efe Mona Brahim, diputada del partido islamista moderado An Nahda que se encontraba en el interior del edificio y que, como la mayoría de los parlamentarios, ha sido evacuada.

La zona se encuentra actualmente acordonada, con efectivos de la Guardia Nacional y de la Policía local en posición de ataque, mientras las ambulancias comienzan a retirar los cadáveres y a atender a los heridos.

"Hay ocho personas muertas. Un ciudadano tunecino y siete turistas de nacionalidades que, hasta el momento, no se han determinado", confirmó temprano el portavoz del ministerio de Interior, Mohamad Ali Aroui.

Agentes de Seguridad en las proximidades del Bardo explicaron a Efe, por su parte, que uno de los presuntos agresores, un joven estudiante de 22 años, fue arrestado por las fuerzas de Seguridad y que el resto están rodeados en dependencias que pertenecen al edificio de la Cámara.

Los sucesos se iniciaron a primera hora de la mañana cuando tres supuestos yihadistas vestidos con uniformes militares trataron de asaltar la sede del Parlamento de Túnez y, tras un tiroteo, se refugiaron en el vecino museo del Bardo, donde tomaron varios rehenes, según el relato de las Fuerzas de Seguridad.

Agentes que custodiaban la Cámara percataron de que los tres uniformados no llevaban armas reglamentarias y, al pedirles que se detuvieran, se desató un tiroteo durante el cual los presuntos asaltantes lograron huir hacia el museo, uno de los más importantes de Túnez, según las fuentes.

En el momento del intento de asalto, había varias comisiones parlamentarias reunidas, en concreto la de Justicia, con el titular del Ministerio a la cabeza, informaron fuentes parlamentarias.