•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El papa Francisco ha donado más de 500 kilos de alimentos a las familias en dificultades del deprimido barrio capitolino de Tor Bella Monaca, adonde acudió de visita pastoral el pasado 8 de marzo.

La donación está dirigida a la asociación Medicina Solidaria y la distribución de los paquetes de víveres a las familias pobres del barrio tendrá lugar el sábado y contará con la presencia del limosnero papal, monseñor Konrad Krajewski.

Los paquetes estarán compuestos, entre otras cosas, por tomates, legumbres envasadas, queso, cereales y mermeladas, según informó hoy Radio Vaticano.

La directora de la asociación, Lucia Ercoli, dijo que fue "una verdadera sorpresa" la llamada telefónica que recibió del Vaticano anunciando la llegada de alimentos "para las personas más pobres del barrio".

"El papa no se ha olvidado de nosotros y diez días después de su visita a Tor Bella Monaca ha querido dar muestra de su cercanía hacia quienes se encuentran en dificultad", señaló en declaraciones a la emisora de la Santa Sede.

Según Ercoli, el gesto del pontífice argentino va en línea con el Año Santo extraordinario anunciado para el próximo 8 de diciembre y que estará dedicado a la misericordia.

"Con estos gestos de misericordia propios del papa se ha anticipado al Año Santo y, por eso, le damos gracias de corazón por haber dado esperanza a tantas personas que viven en el sufrimiento y en la marginación", concluyó.