•   Montevideo, Uruguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El cuerpo de bomberos reanudó las tareas de extracción de los cuerpos de siete de las diez personas que ocupaban el avión con matrícula argentina que se estrelló en la noche de ayer al poco de despegar y ardió, mientras que continúa la búsqueda de los otros tres, informaron a Efe fuentes oficiales.

La falta de visibilidad y las altas temperaturas generadas en el entorno del fuselaje de la aeronave siniestrada, que se estrelló contra una laguna cercana a un aeropuerto del este del país, provocaron que en torno a las 3:00 GMT se aplazasen los trabajos para reanudarlos a plena luz del día.

Los efectivos desplegados en el lugar, la mayoría bomberos, ya iniciaron la coordinación para fotografiar a los cadáveres ya hallados antes de iniciar su movilización, algo que será "fundamental" para el equipo de investigación de accidente, dijo a Efe el portavoz del cuerpo de bomberos, Leandro Palomeque.

El objetivo es documentar fotográficamente la ubicación de los cuerpos -afectados por el fuego- y la escena en general, un proceso que se realiza por parte del equipo de investigación del accidente y de bomberos.

Aún resta la localización de tres de los ocupantes, que todavía no han sido hallados, aunque la búsqueda no cesó en toda la noche.

"No descartamos que al trabajar en la extracción de los siete cuerpos podamos tener una información sobre los otros tres ocupantes, pero tampoco podemos visualizar la totalidad del fuselaje y que haya una abertura en la parte baja de la aeronave que haya permitido que se hayan expulsado", agregó Palomeque.

Aproximadamente veinte efectivos de bomberos trabajan en el lugar, así como también personal del ejército, que está apoyando a la policía en el rastreo por tierra y a los bomberos por agua.