Gilberto Ariel Artola
  •   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |

Un grupo de manifestantes que pedía justicia para los 43 estudiantes de Ayotzinapa (México) desaparecidos hace seis meses recibió hoy con abucheos a la delegación del Gobierno de México que acudió a la CIDH para participar en las audiencias de su país.

Los manifestantes gritaron "¡asesinos, corruptos!" al paso de los funcionarios mexicanos que tienen previsto intervenir hoy en el 154 periodo de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que se celebra en Washington.

"Ayotzinapa aguanta, DC se levanta" o "vivos se los llevaron y vivos los queremos" fueron algunos de los lemas coreados por el grupo de una veintena de personas que protestó frente a la CIDH con una gran bandera de México, carteles con la cara de los estudiantes y cartones con rosas azules dibujadas.

"La rosa es el símbolo de la lucha de la gente trabajadora. Es azul porque ésta es una cuestión de tristeza. Estamos con las familias que han perdido un hijo. Que haya una sola persona desaparecida por el Estado es inaceptable", dijo a Efe uno de los portavoces del grupo, Salvador Sarmiento.

La manifestación frente a la CIDH se enmarca en la "Caravana 43", formada por padres y compañeros de los desaparecidos, los cuales recorrerán durante más de un mes 43 ciudades de Estados Unidos en tres rutas diferentes.

A la entrada a la CIDH, el embajador permanente de México ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Emilio Rabasa Gamboa, dijo a la prensa que la delegación mexicana recibe la manifestación "con el respeto al ejercicio de los derechos de manifestación y de protesta tanto en México como en Estados Unidos".

"Lejos de estimarlo como un acto de agresión, al contrario, entendemos su ánimo, su posición. Es una caravana que ya se ha extendido por varios días aquí en EE.UU. y hoy esta programada para venir aquí en las audiencias publicas", explicó Rabasa Gamboa.

Según indicaron los manifestantes a Efe, hoy tienen previsto manifestarse frente a la CIDH y tratarán de entrar a algunas de las cinco audiencias públicas que se celebran sobre México.