•   Bruselas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, UE, expresaron hoy su preocupación por la amenaza del avance de los yihadistas del Estado Islámico, EI, en Túnez y en Libia, y se mostraron a favor de incrementar su cooperación en la lucha contra el terrorismo con los países del sur del Mediterráneo.

Los líderes comunitarios concluyeron su cumbre de dos días con una discusión sobre la crisis política y de seguridad que vive Libia y una declaración conjunta de repulsa al atentado que esta semana en Túnez se cobró la vida de 23 personas, la mayoría turistas.

"El riesgo es muy obvio de que Túnez sea el próximo paso de actividad y violencia de activistas del Estados Islámico", indicó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en una rueda de prensa al término de la reunión.

El Consejo condenó el ataque terrorista en la capital tunecina y aseguró que los países de la UE "intensificarán su cooperación con Túnez para combatir la amenaza común del terrorismo, reforzar su prometedora democracia y ayudar a su desarrollo económico y social".

Tusk indicó que ha solicitado a la jefa de la diplomacia de la Unión, Federica Mogherini, que viaje a Túnez, Malta e Italia a finales de marzo, y consideró "muy importante que toda la actividad" de la alta representante "se enfoque en este problema".

Valoró también "la implicación" de los líderes de Italia, Grecia, Malta o España, que "realmente están comprometidos" en el contexto de la lucha antiterrorista.

"Hay que evitar este deseo de encontrar la solución más rápida, espectacular o simple con un resultado sustancioso", concluyó.

Sobre Libia, los líderes pidieron preparar posibles medidas de apoyo al país en el caso de que logre formar un gobierno de unidad nacional, como puede ser el envío de una misión de seguridad, y se mostraron dispuestos a incrementar su lucha contra el terrorismo en la región.