•   Beirut  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos ocho personas murieron ayer y otras veinticinco resultaron heridas por el impacto de proyectiles de mortero en zonas bajo control gubernamental en Alepo, la mayor ciudad del norte de Siria, informó la agencia de noticias oficial Sana.

Según la agencia, que cita una fuente policial, los cohetes, que fueron disparados por “terroristas” desde el barrio Bani Zaid, cayeron en el distrito de Al Jalidiya y en la calle Al Nil, donde también ocasionaron daños materiales en viviendas, tiendas y vehículos.

Ataque indiscriminado
La fuente agregó que los heridos fueron llevados a los hospitales de Al Razi y al Universitario. En un informe publicado hace cinco días, la organización estadounidense Human Rights Watch (HRW) denunció que grupos armados de la oposición siria han atacado de forma indiscriminada a civiles en áreas que están en poder de las autoridades con coches bomba y proyectiles desde enero de 2012.

En julio de ese año, los insurgentes lanzaron una ofensiva en Alepo, donde consiguieron hacerse con amplias zonas, aunque no lograron controlarla completamente. Siria es escenario desde hace cuatro años de un conflicto que ha causado unos 220,000 muertos, según la ONU.