•   Ciudad de Panamá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La policía panameña capacitó a más de 1,000 agentes de diferentes estamentos de seguridad, para enfrentar cualquier caso de terrorismo o ataque durante la Cumbre de las Américas, informó un mando policial.

“Más de 1,200 unidades recibieron capacitación especializada en explosivos, protección de dignatarios, negociación, material químico, radiológico y nuclear”, dijo Eric Estrada, director del Sistema de Protección Institucional (SPI).

Según Estrada, ese entrenamiento es para “responder a eventos vinculados a actos de sabotaje, terrorismo, criminalidad organizada y crisis” que pudieran darse durante la Cumbre de las Américas que se celebrará los días 10 y 11 de abril.

Para esa cita, Panamá destinará 5,000 agentes de policía, asesorados por expertos internacionales, para proteger a 35 jefes de Estado y de Gobierno, entre ellos, Barack Obama (EE.UU.), Raúl Castro (Cuba) y Nicolás Maduro (Venezuela), que han sido invitados.

Estrada dio las declaraciones durante la graduación de los policías que han sido asesorados, en un acto celebrado en el aeropuerto de Howard, a las afueras de la capital panameña, en el que también se realizaron varios simulacros de seguridad.

Cerrarán 42 kilómetros
Las autoridades locales esperan la visita de 12,000 personas para la Cumbre, a la que se han acreditado 2,000 periodistas.

Según Estrada, a la policía panameña no le consta que vaya a haber protestas durante la reunión, porque “se han generado foros alternos y oficiales que van a permitir exponer el punto de vista sin necesidad de llegar a esos inconvenientes”, dijo.

Sin embargo, la Policía ha destinado “importantes recursos” para enfrentar cualquier problema de orden público que se pudiera generar.

“Aquí el punto clave es que hay un entorno especial (a proteger) y hay foros alternos para hacer llegar democráticamente y sin cometer ilícitos, el sentir y la forma de pensar”, dijo Estrada.

Las medidas de seguridad que se realizarán durante la Cumbre incluyen el cierre de 42 kilómetros de calles y autovías en la capital panameña, carnés de acceso para residentes en áreas aledañas a las reuniones y anillos de seguridad, con agentes y detectores de explosivos, en puentes, aeropuertos, puertos y centros comerciales.