•   Naciones Unidas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, trasladó a Kenia su solidaridad tras el "atroz" ataque perpetrado por Al Shabab contra la Universidad de Garissa y demandó que los responsables sean llevados ante la Justicia, dijo hoy su portavoz.

Ban escribió el viernes un mensaje personal al presidente keniano, Uhuru Kenyatta, para expresar de nuevo sus condolencias por la matanza, que dejó 148 muertos.

"Hay pocas cosas más horribles que atacar a jóvenes para causar muerte y caos", señaló el diplomático coreano, que añadió que en estos momentos de "profunda conmoción y dolor" la ONU está con las familias de las víctimas y el pueblo de Kenia.

Además, subrayó que los "responsables de este atroz ataque deben ser llevados ante la Justicia" y reiteró el apoyo de las Naciones Unidas a la lucha contra el terrorismo de las autoridades kenianas.

En los dos últimos años Al Shabab ha perpetrado numerosas masacres en territorio keniano, entre las que destacan las del centro comercial Westgate de Nairobi (2013), las de Mpeketoni, Gamba y Mandera (2014) y la más reciente en Garissa (2015), que han causado más de 350 muertos en total.