•   El Cairo  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Cientos de habitantes del campo de refugiados palestinos de Al Yarmuk, en el sur de Damasco, han huido en los últimos tres días de los bombardeos del régimen sirio y de los combates entre yihadistas y grupos rebeldes.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó ayer en un comunicado que los civiles se han desplazado hacia las localidades de Yalda, Bebila y Beit Sehm, ubicadas en las zonas rurales del sur de Damasco.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) entró el pasado miércoles en el campo de refugiados y ya domina el 90% de su superficie, pese a contar con la oposición de Aknaf Beit al  Maqdis, una milicia palestina.

Según el Observatorio, al menos 26 personas, entre milicianos y yihadistas han muerto desde entonces en los enfrentamientos, incluidos siete civiles ejecutados por el EI.

La huida de Al Yarmuk se produce, además de por los combates, por los bombardeos con barriles explosivos efectuados por los helicópteros del Ejército sirio en varias áreas del campo.

Trece barriles

El Observatorio señaló que en las últimas horas la aviación militar del régimen lanzó al menos trece barriles explosivos, una técnica condenada por la ONU.

Siria es escenario, desde hace cuatro años, de un conflicto armado que se ha cobrado la vida de unas 220,000 personas y ha causado más de cuatro millones de refugiados, según la ONU.