AP
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El derrocado presidente de Mauritania fue liberado luego de cuatro meses y medio bajo arresto domiciliario. De inmediato comenzó a trabajar para recuperar el poder de la junta militar que lo destituyó de su cargo.

Sidi Ould Cheikh Abdallahi se reunió en su residencia de su aldea natal con miembros de su gobierno derrocado y simpatizantes. Analizó algunos planes "para luchar a fin de que se restablezca su poder legítimo", dijo Kaber Ould Hamoudi, secretario de gobierno del presidente.

Francia dio la bienvenida a la liberación de Abdallahi y exigió a la junta militar que gobierna este país del noroeste de Africa que renuncie. "La solución de la crisis actual depende del restablecimiento del gobierno constitucional", dijo Francia en nombre de la Unión Europea, cuya presidencia rotatoria detenta actualmente.

Estados Unidos y Francia, que fue la potencia colonial que controló Mauritania antes de su independencia, cancelaron la ayuda al país luego que Aballahi fuera derrocado.

"Aprovecharé de la libertad dentro de los límites establecidos por los líderes del golpe. Estoy firmemente decidido a luchar para que fracase este golpe de estado", dijo Abdallahi al periódico francés Le Monde en una entrevista antes de su liberación.

"El presidente proyecta comportarse como el legítimo presidente de Mauritania, pero sin duda alguna los usurpadores del poder le impedirán ejercer su autoridad", dijo Hamoudi, en una entrevista desde la aldea de Lemden. El jefe de gabinete dijo que espera que Abdallahi regrese a la capital en los próximos días. "Será una lucha pacífica, una lucha diplomática, tanto dentro como fuera del país", reafirmó Hamoudi.