•   Aymeric Vincenot, Kenia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La aviación keniana bombardeó ayer en el sur de Somalia dos campos de los shabab, cuatro días después de que los insurgentes islamistas mataran a 148 personas en una universidad de Kenia.

Los bombardeos, que según el ejército keniano destruyeron dos bases de estos insurgentes relacionados con Al Qaeda, coinciden con el segundo día de luto nacional en Kenia por la masacre del jueves mientras las fuerzas de seguridad siguen buscando a los responsables.

La matanza, la más grave en Kenia desde el ataque en 1998 contra la embajada estadounidense en Nairobi, mató a 142 estudiantes, tres policías y tres soldados.

“Bombardeamos dos campos shebab en la región de Gedo”, informó el portavoz del ejército David Obonyo sin dar ningún balance de víctimas en esta región, fronteriza con Kenia. “Dos objetivos fueron alcanzados y extraídos, los dos campos fueron destruidos”, afirmó.

Los ataques llegan tras las amenazas del presidente keniano Uhuru Kenyatta, que anunció represalias “lo más severas posibles” contra los shabab.

El asalto tuvo lugar de madrugada en Garissa, en el este de Kenia, cuando los shabab entraron en las residencias de la universidad, reunieron a los estudiantes no musulmanes y los exterminaron, en lo que Kenyatta describió como “una matanza medieval bárbara”.

Desde 2011, el ejército keniano lleva a cabo ataques aéreos en el sur de Somalia contra las bases de los shebab y más tarde se incorporó a la fuerza de la Unión Africana que lucha contra los islamistas.

“Los bombardeos forman parte de un proceso en marcha”, aseguró el portavoz del Ejército.

En 2011 los shabab huyeron de Mogadiscio, la capital somalí, pero siguen luchando contra la Misión de la Unión Africana en Somalia (Amisom, por sus siglas en inglés), que incluye soldados de Burundi, Yibuti, Etiopía, Kenia y Uganda.

Como respuesta a su participación en la Amisom, los shabab han llevado a cabo ataques de represalia en varios países, principalmente Kenia y Uganda.

Los shabab, que en septiembre de 2013 mataron a 67 personas durante el sitio de cuatro días del centro comercial Westgate en Nairobi, amenazaron el sábado con una “larga y horrible guerra” a menos que Kenia retire sus tropas en Somalia.