•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE y AFP

Los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Venezuela, Nicolás Maduro, mantuvieron ayer un diálogo informal en el marco de la VII Cumbre de las Américas, informaron fuentes diplomáticas.

Obama y Maduro coincidieron “casualmente” en un pasillo del centro de Convenciones donde se celebra la Cumbre de Panamá y entablaron una conversación a través de sus intérpretes, de unos diez minutos de duración.

El contenido de la conversación, poco después de que Obama se reuniera con el presidente de Cuba, Raúl Castro, no ha transcendido por el momento.

Diálogo

Por otro lado, Maduro propuso ayer a Obama, reconducir las relaciones entre ambos países a partir de un diálogo basado en el respeto mutuo, pero condicionado en cuatro puntos.

Maduro indicó, durante la sesión plenaria de la Cumbre de las Américas que se celebra en Panamá que tendía “la mano” a Obama, pero que primero  EE.UU., debía “reconocer la independencia y soberanía” de Venezuela.

“Si no reconocen nuestra revolución seguirán estrellándose en el mismo muro de aislacionismo”, dijo el sucesor del fallecido Hugo Chávez, asegurando que las élites de  EE.UU., creyeron que con la muerte del anterior presidente venezolano “la revolución bolivariana se acababa”.

El decreto

Como segunda condición para establecer el diálogo, Maduro instó a Obama a “derrocar” el decreto con el que  EE.UU., considera a Venezuela una “amenaza”.
“Este decreto es muy peligroso (...) no es solamente la sanción de siete venezolanos honorables. Todo lo que dicen sobre ellos es mentira, es falso. Este decreto se mete en la vida interna de Venezuela”, lamentó.

“Yo me encabrono cuando alguien habla de Venezuela, porque yo no hablo de ningún país. Cada quien dirige su país con los métodos de su Constitución. Nadie debe meterse con Venezuela”, insistió.

Maduro exigió además que  EE.UU., desmonte “la maquinaria militar” que aseguró tiene establecida en su embajada en Caracas, “donde se han preparado golpes de Estado”.

“¿Qué hago?”, se preguntó Maduro refiriéndose a que según él  EE.UU., conspira contra el gobierno chavista desde el propio territorio venezolano. “¿Me hago el loco, miro para el lado?”, añadió.

Por último, Maduro condicionó el diálogo con Obama a que  EE.UU., tome “medidas legales para detener la conspiración” en su contra “desde Miami”.