•   Berlín, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un avión de la compañía alemana Germanwings, que tenía previsto viajar del aeropuerto de Colonia/Bonn (oeste de Alemania) a Milán (norte de Italia), abortó ayer sus operaciones de despegue debido a un aviso de bomba.

La compañía, filial de bajo coste del Grupo Lufthansa, aseguró en un comunicado que la Policía alemana les dio la alerta y ellos procedieron a informar de inmediato al aparato, un Airbus 320 con 126 pasajeros a bordo y seis tripulantes, que se encontraba ya de camino a la pista de despegue.

Una portavoz del aeródromo explicó que la gestora del aeropuerto recibió un correo electrónico con la amenaza de bomba y que la Policía decidió actuar.
Tras recibir el aviso de la torre de control, el capitán del vuelo 4U826 llevó entonces el aparato hasta una zona especial del aeropuerto, preparada para este tipo de emergencias.

Desde allí, los pasajeros pudieron abandonar de manera ordenada la nave a través de las escaleras móviles y regresar a la terminal, según medios locales.
A continuación se movilizaron unidades caninas de la Policía alemana y un equipo de artificieros, que examinaron íntegramente el aparato, sin encontrar nada sospechoso.

Asimismo se han inspeccionado las maletas facturadas y el equipaje de mano y se ha interrogado al pasajero en busca de alguna pista, sin ningún resultado.