• |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El gobierno colombiano no acepta la mediación internacional en la anunciada liberación unilateral de seis rehenes en poder de la guerrilla de las FARC, que propone intercambiarlos por 500 rebeldes presos. El mandatario afirma que y sólo se podrá hacer a través del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), dijo el presidente Alvaro Uribe.

"Si las FARC los van a liberar ahí tienen al CICR, pero no vamos a permitir el engaño al país ni que nos afecten las relaciones internacionales involucrando a la comunidad internacional", dijo Uribe en un discurso público en Bogotá.

Comité pide prudencia
El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) está listo para participar en la anunciada liberación de los seis secuestrados al tiempo que pidió discreción y prudencia frente al tema, según Ives Heller, vocero del organismo en la nación andina.

"Es CICR está listo y dispuesto a ofrecer sus buenos oficios en la eventual liberación de estas personas siempre que se cumplan unas condiciones mínimas como es que se brinden las condiciones de seguridad por parte de las autoridades colombianas y de las FARC", señaló Heller. "Hacemos un llamado a la prudencia porque generalmente los anuncios de las liberaciones pueden arrancar muy rápido, pero se requiere de tiempo para que se dé", puntualizó.

Liberación unilateral
La guerrilla colombiana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunció el domingo que liberará unilateralmente a seis de los 28 rehenes en su poder, dos políticos y cuatro uniformados, según señaló un comunicado divulgado a través de la Agencia de Noticias Nueva Colobia (Anncol).

Según la cúpula rebelde, los rehenes serán entregados a una comisión encabezada por la senadora opositora Piedad Córdoba, quien anunció que pediría ayuda al mandatario venezolano, Hugo Chávez, con ese propósito.