• |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El gobierno alemán anuncia que podría acoger a presos de Guantánamo, si se cierra esa controvertida prisión estadounidense, sólo en el marco de una acción concertada con los otros países de la Unión Europea (UE).

"Desde nuestro punto de vista, el tema de una acogida de presos no se plantea por el momento", dado que el presidente estadounidense electo, Barack Obama aún no asumió su cargo y no puso en marcha el cierre de Guantánamo, indicó el viceportavoz del gobierno de Berlín, Thomas Steg.

"Examinaremos este tema, y queremos hacerlo, cuando conozcamos los planes concretos, incluido el calendario del nuevo gobierno estadounidense", añadió. "Pero lo digo claramente: desde el punto de vista de la cancillería, la eventual acogida de detenidos de Guantánamo fuera de sus países de origen y de Estados Unidos no es un problema específicamente alemán. Si tomamos una posición sólo lo haremos en un contexto europeo, en base a un acuerdo entre todos los países miembros de la Unión Europea", previno Steg.

Más de 250 detenidos
El portavoz subrayó que Alemania rechazará toda negociación con Estados Unidos sobre "condiciones" a la acogida de presos del campo de detención de la base naval estadounidense de Guantánamo, en Cuba, donde actualmente aún hay 250 detenidos. "En nuestra opinión, Guantánamo debe ser cerrado por razones legales y humanitarias, en términos de derecho internacional y derechos humanos, y por razones morales", explicó Steg.

Portugal ya se declaró dispuesto a acoger a presos de Guantánamo -por donde han pasado 800 detenidos desde principios de 2002- y pidió a otros países europeos que hagan lo mismo.

Así como la administración de George W. Bush ya hizo con más de 500 detenidos, el futuro gobierno de Obama tratará de enviar al mayor número posible de presos a sus países de origen. Sin embargo, el problema es qué hacer con aquellos que podrían sufrir represalias en sus países, como los musulmanes chinos, los argelinos y los libios.