AFP
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente boliviano Evo Morales pidió a los periodistas acreditados al palacio presidencial poner "micrófonos al piso", en evidente actitud de molestia con los medios que no dejan de criticar a su gobierno.

Morales eludió a la prensa al ingresar a la casa de Gobierno y de paso pidió a los reporteros poner sus "micrófonos al piso", una medida que los propios periodistas habían tomado hace una semana en protesta contra él, que reconvino públicamente a un colega de un medio opositor.

El presidente "evadió cualquier contacto con los comunicadores", dijo la agencia católica de noticias Fides. La actitud de los periodistas había sido "en protesta por el maltrato y abuso de poder que ejerce Evo Morales contra el gremio", agregó Fides.

Fuertes roces
Morales mantiene fuertes roces con amplios sectores de la prensa, críticos con su gestión, a quienes advirtió recientemente que puede prescindir de ellos porque tiene una forma de comunicación "boca a boca" con el pueblo.

El presidente boliviano, que está enfrentado con los medios a causa de la campaña de un diario que intenta vincularlo con un caso de contrabando, dijo recientemente que "algunos medios de comunicación son el mejor símbolo de la mentira, el vocero de la mentira". "Algunos periodistas sólo tratan de humillar al pueblo boliviano", enfatizó.

En una fuerte crítica a los periodistas, Morales dijo: "Puedo calcular que un 10% de los periodistas deben tener dignidad, los demás si no dependen de un jefe de partido político dependen de otro patrón, que es el dueño de los medios de comunicación".