•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un grupo de familiares de los 43 estudiantes desaparecidos en México informó ayer que realiza por estos días un viaje por Europa para concienciar sobre la importancia de la presión internacional sobre el gobierno mexicano para que resuelva el caso.

El grupo está integrado por un estudiante de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, un padre de los desaparecidos y un miembro del centro de derechos humanos Tlachinollan, que representa a las víctimas.

“La recepción en Europa ha sido muy calurosa; es decir, las personas han demostrado su solidaridad con los padres y madres de familia de Ayotzinapa”, apuntó a Efe Román Hernández, el activista del Tlachinollan.

Ayer se realizó un evento político-cultural en la explanada principal de la Universidad de Oslo, donde colectivos de estudiantes explicaron por qué es importante que la comunidad estudiantil en Noruega tenga conocimiento de este caso.

“Noruega tiene importantes intereses económicos en las industrias petrolera e hidroeléctrica mexicana”, afirmó Hernández. Por tanto, añadió, “es responsabilidad de la sociedad civil en Noruega exigir que su gobierno verifique que existan garantías a los derechos humanos en México antes de firmar cualquier tratado o convenio en materia económica”.

Recaudan para viajar
En el viaje, financiado gracias a la recaudación de fondos de varios colectivos, participa un padre de familia, de nombre Eleucadio, quien compartió lo que han significado para él estos casi siete meses de luchar y exigir la presentación con vida de los 43 estudiantes.

“Ya no confiamos en el Gobierno, porque nos ha engañado”, dijo. El otro participante es Omar García, estudiante sobreviviente de los hechos ocurridos en Iguala el pasado 26 de septiembre, quien declaró: “Venimos a informar a la sociedad civil internacional que nuestra demanda de presentación con vida de los 43 estudiantes está vigente y esperamos que nos sigan apoyando en esta demanda”.