•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, defendió hoy en Estados Unidos que su estrategia de seguridad "ha dado resultados", y afirmó que la relación "franca" que mantiene con el Gobierno estadounidense tiene "mucho que ver" con la "disminución de actos delictivos" en el país centroamericano.

"Nuestra estrategia global de seguridad ha dado resultados. En 18 meses hemos podido reducir de forma dramática la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes en más de 20 puntos", dijo Hernández en un discurso durante la Conferencia de las Américas que hoy se celebra en el Departamento de Estado de EE.UU.

El mandatario de Honduras aseguró también que su Ejecutivo ha "encarado con decisión la reforma del aparato público" para erradicar la corrupción, y está "empeñado en hacer el Gobierno más pequeño, transparente, simple y eficiente".

Respecto a los lazos con Estados Unidos, opinó que hace unos años había "una relación tal vez no tensa", pero en la que hacía falta sentar "bases de franqueza" que ahora se han establecido.

Honduras reclamaba desde hace "más de una década" que EE.UU. reconociera su "responsabilidad compartida" en el problema de la seguridad ciudadana en Centroamérica y México, explicó Hernández.

"El presidente (Barack) Obama, con todo su equipo, decidió asumir esa responsabilidad, y eso creo que generó un espacio muy importante de entendimiento", sostuvo el mandatario.

"Hoy, la disminución en los actos delictivos en Honduras tiene mucho que ver con la relación franca, estrecha, a través del primer y único grupo de alto nivel para seguridad en toda la región, que es el de Honduras y Estados Unidos", agregó.

El escudo marítimo "estructurado en el Atlántico" contra el narcotráfico en cooperación con el general John Kelly, jefe del Comando Sur estadounidense, "ha sido sumamente exitoso", aseguró.

Hernández valoró además que las "capacidades de inteligencia (de EEUU) nos indiquen cuando hay un atentado contra algunos de nosotros o contra quienes estamos arriesgando nuestra vida para enfrentar" al crimen organizado.

Según informaron este lunes a Efe fuentes oficiales desde Tegucigalpa, los cuerpos de seguridad hondureños desbarataron en septiembre de 2014 un plan para asesinar al presidente de Honduras, algo que fue confirmado entonces por EE.UU.

Hernández destacó también el aporte "sumamente importante" para la economía de Honduras de los más de un millón de hondureños que viven en el exterior, en su mayoría en Estados Unidos, y que envían más de 3.000 millones de dólares anuales en concepto de remesas.

Aseguró que los estadounidenses de origen hondureño están entre los inmigrantes latinoamericanos que más votan en EE.UU. y les pidió, por tanto que den su voto "al senador o el congresista" estadounidense que "apoye (el Plan de) la Alianza para la Prosperidad" lanzado por Honduras, Guatemala y El Salvador.

Esos tres países están a la espera de que el Congreso estadounidense dé luz verde a la petición de 1.000 millones de dólares en ayuda para Centroamérica que Obama solicitó a los legisladores en febrero, con el fin de apoyar el plan lanzado por los líderes centroamericanos.

El mandatario defendió también el crecimiento económico y el aumento de la recaudación tributaria en Honduras bajo su mandato, además de la unión aduanera recién suscrita con Guatemala y que se espera que entre en vigor en diciembre.

"Esperamos que luego de Guatemala podamos seguir con (una unión aduanera con) El Salvador, y así consecuentemente", agregó.