•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El hijo de la presidenta Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, negó que él y su madre conocieran los detalles del millonario negocio inmobiliario que realizó su esposa, Natalia Compagnon, el cual es investigado por la Justicia y que desató un escándalo político en Chile.

Según la declaración que prestó Dávalos hace alguno días ante el fiscal Luis Toledo que investiga la causa y que fue reproducida hoy por el diario El Mercurio, Dávalos admite haber tenido sólo información tangencial sobre la compra y posterior venta de terrenos en la localidad de Machali por parte de la empresa Caval, propiedad de su esposa en un 50 %.

"Respecto de la adquisición de los terrenos de Machalli me enteré en el 2013", dijo.

"No sabía que era el negocio más importante de Caval, desconocía absolutamente los montos con los que trabajaba Caval y los que involucraba en el negocio", agregó.

También rechazó cualquier conocimiento o participación de la presidenta Bachelet en el negocio realizado por Caval.

"Mi madre no ha tenido participación ni conocimiento de la intención de adquirir, adquisición o venta de los predios de Machalí ligados a Caval, ni mientras era candidata a la presidencia de la república ni menos ejerciendo el cargo como presidenta de la república", sostuvo.

La operación se concretó luego de que Compagnon y Dávalos se reunieran con uno de los principales banqueros de Chile, Andrónico Luksic, para obtener un crédito por 6.500 millones de pesos (unos 10,4 millones de dólares) para comprar los terrenos que luego fueron vendidos a un precio muy superior a la empresa Silca.

El encuentro con Luksic se produjo en 2103 un día después de que Bachelet ganara la presidencia de Chile en una segunda ronda electoral.

Compagnon y Dávalos están siendo investigado por posible tráfico de influencia y negociación incompatible y enfrentan también una querella por estafa por parte de Silca.

Respecto de la reunión con Luksic, Dávalos aseguró que sólo acompañó a su esposa, porque el socio de ella, Mauricio Valero, no podía hacerlo, y que se limitó a escuchar lo que ahí se discutía.

Según el texto de su declaración al que tuvo acceso El Mercurio, Dávalos negó tajantemente haber asistido al encuentro para ejercer la influencia de su madre.

"Respecto de que yo participaría en la reunión para emplear la influencia de mi madre, puedo decir que jamás se me ocurriría hacer algo así", declaró Dávalos.

También negó haber tenido contactos posteriores con Luksic, aunque reconoció que su esposa si los mantuvo.

"Natalia sí se reunió con él posteriormente, no sé cuántas veces ni dónde", dijo.

"No sé para qué fines se realizaron esas reuniones personales ni qué se trató en ellas. Mi señora no me informa ni me avisa de las cosas que va a hacer, por eso declaro que no sé de qué se trataron", agregó.

Versiones periodísticas han señalado que tras la negociación del crédito para la compra de los terrenos, Compagnon mantuvo un vínculo con Luksic realizando asesorías para varias de sus empresas.

Dávalos relató también que dejó la empresa Caval en 2014 y que desde entonces cortó contacto "con todos ellos".

Tras su salida de Caval, el hijo de la presidenta asumió como director sociocultural de la Presidencia, cargo sin remuneración económica al que debió renunciar en febrero de este año, cuando estalló el escándalo de la compra de los terrenos.

En su declaración, Dávalos reconoció que "todo el tema Caval y los predios ha significado un daño inmenso" para él.

"Me ha vinculado con personas que no conocí, me han achacado delitos y faltas a la ética", se lamentó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus