•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Plan Internacional abrió hoy la convocatoria a la cuarta edición del concurso de fotografía "Por ser niña", que busca retratar la situación de las infancia femenina en 13 países de América Latina y el Caribe evocando los valores y principios relacionados con sus libertades.

La oficina regional de Plan, que tiene su sede en Panamá, informó de que desde este jueves y hasta el próximo 28 de agosto recibirá los trabajos de fotógrafos profesionales, aficionados e infantiles que quieran participar en el concurso.

Las fotos se podrán entregar en las oficinas de Plan en los 13 países de América Latina y el Caribe en los tiene presencia, en las dependencias de la Agencia EFE, que colabora con el proyecto, o se pueden enviar a la dirección concurso@porsernina2015.org con el país donde fueron tomadas las fotos en el "Sujeto" del correo.

El concurso fotográfico "amplía sus categorías" este año e invita a los fotógrafos de medios de comunicación, profesionales de la fotografía, reporteros gráficos independientes, comunicadores visuales, aficionados y niños, niñas y adolescentes, a compartir su visión sobre la vida y la exclusión de las niñas en América Latina, y cómo viven día a día la realización de sus derechos", indicó Plan en un comunicado difundido hoy.

Las categorías del concurso son profesional, abierta y pequeños grandes fotógrafos, y los ganadores recibirán entre 100 y 1.000 dólares en premios o su equivalente en especie.

Plan añadió que las gráficas que obtengan mayores puntos por parte del jurado se exhibirán en diversos lugares públicos en el Día Internacional de la Niña, que se celebra el 11 de octubre de cada año.

Adicionalmente, se seleccionarán las fotografías ganadoras y otras adicionales para la elaboración de un calendario de Plan, mientras el público también tendrá la oportunidad de elegir su gráfica favorita a través de una votación en Facebook.

Plan recordó que "en todo el mundo las niñas enfrentan una doble discriminación: por su sexo y por su edad" lo que las deja "en la parte inferior de la escala social, una de las causas principales de la pobreza infantil".

"Sin embargo, la inversión en las niñas y mujeres jóvenes tiene un efecto beneficioso de forma desproporcionada en el alivio de la pobreza para todos, no sólo a las chicas en sí, sino sus familias, comunidades y países enteros. Todos se benefician, entre ellos niños y hombres", añadió.