•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades chilenas han ordenado la evacuación inmediata de las localidades de Chamiza, Lago Chapo y Correntoso, situadas en la región sureña de Los Lagos, donde el pasado miércoles hizo erupción el volcán Calbuco tras 42 años de inactividad.

El traslado obligatorio de unas 2.000 personas se dio porque los técnicos del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) detectaron la presencia de un flujo de sedimento y agua desde la ladera del volcán hacia el río Correntoso, lo cual podría provocar su desbordamiento y la inundación de áreas pobladas aledañas.

"Se ha dispuesto la evacuación completa de toda la cuenca del río Chamiza, comenzando en la parte alta, Correntoso, hasta la desembocadura misma del río, y también el sector de Lago Chapo", explicó el intendente (gobernador) de la región de Los Lagos, Nofal Abud, según recoge el diario electrónico Emol.

  • La evacuación preventiva debe llevarse a cabo en menos de dos horas y los desplazados serán alojados temporalmente en tres colegios que han sido habilitados como albergue en la cercana ciudad de Puerto Montt.

Las autoridades mantienen el estado de excepción y de catástrofe en las zonas aledañas al volcán y la zona de exclusión de 20 kilómetros en torno al macizo para proteger a la gente.

Tras las dos erupciones que han tenido lugar en las últimas 48 horas se han formado diversos cráteres en el macizo montañoso, situado a unos 1.000 kilómetros al sur de Santiago, por los cuales sigue expulsando humo, cenizas y material piroclástico.

"No es descartable que durante el día o las próximas horas podamos tener un nuevo pulso (eruptivo), probablemente no del mismo nivel energético de los que ha habido, pero seguimos en alerta roja y en una situación compleja", dijo el director de Sernageomin, Rodrigo Álvarez.