•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las detenciones por cruzar de manera ilegal la frontera entre México y Estados Unidos cayeron un 28% en el último semestre respecto al mismo período del año anterior, según el secretario de Seguridad Nacional estadounidense, Jeh Johnson.

“Esto ha ocurrido a pesar de la mejora de nuestra economía, que históricamente atrae a un número mayor de inmigrantes. (El descenso) se debe a la inversión que hemos hecho en la seguridad fronteriza, ahora tenemos más tecnología que en ningún otro momento de la historia”, explicó Johnson ayer en rueda de prensa.

El número de detenciones es un dato que el Departamento de Seguridad Nacional considera indicador de los intentos totales de cruzar la frontera de manera ilegal.

En los primeros seis meses de este año fiscal, que comenzó el 1 de octubre, Estados Unidos detuvo a 151,805 personas que cruzaron ilegalmente la frontera sur del país, 60,000 menos (28%) que en el mismo periodo del anterior año fiscal.

En comparación con los años previos, en el último semestre hubo 37,259 menos detenciones que en el mismo período del año fiscal 2013 y 15,669 menos que en el mismo período del año fiscal 2012.

“Este descenso se explica en buena medida por los recursos adicionales que destinamos a la protección de la frontera sur el verano pasado a raíz de la crisis de los niños menores no acompañados, recursos que siguen funcionando”, señaló Johnson.

Las detenciones de niños solos que cruzaron la frontera de México y Estados Unidos cayeron un 45 por ciento en el último semestre (con un total de 15,627) respecto del mismo periodo del anterior año fiscal.

“No estamos declarando la misión cumplida, hay que hacer más para fortalecer la seguridad de la frontera sur, y por eso hemos pedido más recursos en el presupuesto del año fiscal 2016, especialmente para tecnología de vigilancia, que es el futuro”, consideró el secretario de Seguridad Nacional.

Entre las razones que esgrimió para explicar el descenso de las detenciones, Johnson destacó la labor desempeñada por los gobiernos de Honduras, El Salvador y Guatemala, de donde procedían la mayoría de los niños solos que cruzaron la frontera México-EE.UU. el verano pasado.

Poco probable otra ola de niños

MEJORA • Autoridades y organizaciones de Arizona, Estado del sur de Estados Unidos, ven poco probable que se repita este año la ola de niños indocumentados, en su mayoría centroamericanos, cruzando solos la frontera, tras conocerse cifras oficiales que muestran una reducción a la mitad de esa migración masiva.

Ronald D. Vitiello, subjefe de la Patrulla Fronteriza, sostuvo hoy que la situación en la frontera es mucho mejor ahora que el año pasado, cuando más de 68,000 niños indocumentados cruzaron solos la frontera, la mayoría por Texas, y fueron detenidos.