• Somalia |
  • |
  • |
  • AFP

John Kerry visitó este martes por sorpresa Somalia, país del cuerno de África devastado por la guerra y base de los islamistas shebab, un desplazamiento sin precedentes para un jefe de la diplomacia estadounidense.

"El secretario Kerry aterrizó en Mogadiscio para reforzar el compromiso de Estados Unidos de apoyar la transición en Somalia hacia una democracia pacífica" dijo la portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, resaltando que se trataba de "la primera visita de un secretario de Estado a Somalia".

"Es histórico y creo que mandará una señal fuerte al pueblo somalí sobre nuestro compromiso", declaró a varios periodistas un diplomático norteamericano en Nairobi.

Kerry, que pasará varias horas en el país sin salir del aeropuerto de Mogadiscio, fue recibido por el presidente Hasan Sheij Mohamud y el primer ministro Omar Abdirashid Ali Sharmake, con quienes mantuvo una reunión.

"Es un gran momento para nosotros", aseguró el presidente somalí al inicio de su encuentro.

La breve visita tenía por objetivo abordar la lucha contra los islamistas armados shebab, leales a Al Qaeda.

Guerra civil

Somalia, sumida en una cruenta guerra civil desde la caída del presidente Siad Barre en 1991, carece de un verdadero gobierno central.

Como los precedentes ejecutivos, el actual gobierno sólo existe gracias al apoyo militar y financiero internacional, y es incapaz de extender su autoridad más allá de la capital y su periferia.

Los islamistas, al frente de una insurrección armada desde 2007, fueron derrotados sobre el terreno por la fuerza de la Unión Africana (Amisom), pero en la actualidad multiplican los ataques mortíferos y las acciones de guerrilla en el país, así como en la vecina Kenia.

'Optimismo'

Kerry quiso "agradecer" in situ el apoyo a los cinco países africanos de la Amisom (Kenia, Uganda, Burundi, Yibuti y Etiopía) que han contribuido con 22.000 soldados a combatir a los extremistas.

Estados Unidos ha dedicado desde 2007 "más de 500 millones de dólares" a la fuerza de la Unión Africana en Somalia, según la Casa Blanca.

Los estadounidenses han llevado a cabo operaciones militares en Somalia - ataques con drones, operaciones comando- contra los shebab, matando el pasado septiembre a su jefe Ahmed Abdi "Godane".

En el plano político, se espera un referéndum constitucional para este año, seguido en 2016 de las primeras elecciones multipartidistas en cerca de 40 años, un proceso con el que se pretende dotar al país de una verdadera autoridad institucional central y acabar con el caos en materia de seguridad.

"Somos muy optimistas con respecto a Somalia", indicó el diplomático estadounidense, a propósito de los comicios de 2016, lamentando, no obstante "retrasos" en el proceso político.

Señal del compromiso diplomático de Washington, el presidente Barack Obama nombró a finales de febrero a un embajador para Somalia, por primera vez en un cuarto de siglo, si bien ante la falta de una embajada en el país, la diplomática Katherine Dhanani tendrá título de Representante Especial.