• |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Ecuador seguirá trabajando con los servicios estadounidenses de inteligencia, pero supervisará más de cerca esa cooperación para evitar infiltraciones de la CIA, como la denunciada recientemente, afirmó el ministro de Defensa Javier Ponce en una entrevista.

"Hay un campo en el que nos gustaría tener más control, que es el de inteligencia. Eso no significa dejar de tener relaciones con los servicios y agencias de Estados Unidos", señaló Ponce al diario El Comercio.

A finales de octubre una comisión nombrada por el gobierno reveló en un informe que unidades de la Policía "mantienen una dependencia económica informal con Estados Unidos, para el pago de informantes, capacitación, equipamiento y operaciones".

CIA conocía ataque en tierras ecuatorianas
Asimismo, determinó que la CIA conocía previa y detalladamente el bombardeo colombiano del 1 de marzo contra una base clandestina de la guerrilla en territorio ecuatoriano, detonante de una crisis que mantiene rotas las relaciones diplomáticas entre Quito y Bogotá.

En el ataque murió una veintena de personas incluido Raúl Reyes, el número dos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Tras ello, el gobierno espera "establecer una apertura mayor" en las relaciones con Estados Unidos y que la donación o compra de equipos de inteligencia no deriven en un "apoyo logístico" entre autoridades ecuatorianas y agentes externos, según Ponce.

Posible participación de EEUU
El ministro confirmó igualmente que el mando militar "reestructurará y reubicará el personal" de las unidades que pudieron haber colaborado clandestinamente con la CIA.

En noviembre, Ponce había anunciado que el gobierno solicitaría al Congreso norteamericano una investigación para determinar la posible participación de un avión estadounidense en el operativo colombiano del 1 de marzo.

Washington ha negado cualquier participación en el ataque que llevó a cabo su aliado colombiano.