• |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Miles de cristianos invadieron las calles de Belén, desafiando al mal tiempo, para festejar la Navidad en la ciudad donde según la tradición cristiana nació Jesús.

El regreso masivo de los peregrinos dio esperanzas a esta ciudad de Cisjordania que sufrió las consecuencias económicas de la segunda Intifada en septiembre de 2000, la cual mantuvo alejados a los turistas durante años.

Sin embargo, el conflicto sigue presente. Los visitantes entran a la ciudad por uno de los pasos del muro de separación de ocho metros de altura construido por Israel en Cisjordania.

"Es muy particular encontrarse en Belén el día en que se celebra la Navidad, es un momento muy emocionante", afirmó Eduardo Robles Gil, un sacerdote mexicano que llegó en peregrinaje con su familia.

Ya inició la navidad en Belén
Las celebraciones comenzaron con un desfile de scouts que tocaban flautas, tambores y cornamusas a partir de la Plaza del Pesebre, frente a la Basílica de la Natividad, mientras el patriarca latino de Jerusalén, Fuad Twal, que ocupa este cargo desde junio pasado, entraba solemnemente a la ciudad encabezando una procesión que partió de Jerusalén.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, y el primer ministro Salam Fayad, se encuentran entre las personalidades que fueron invitadas a estos festejos, cuyo punto culminante será la misa del gallo en la Iglesia de Santa Catalina, junto a la Basílica de la Natividad.

Agitación comercial
Los vendedores de recuerdos, instalados alrededor de la Plaza del Pesebre, en el centro de la ciudad, están encantados. Los íconos, los rosarios, los pesebres fabricados con madera de olivo y otros objetos religiosos se venden como pan caliente.

Los habituales adornos de Navidad,guirnaldas de luces, abetos de plástico, nieve falsa y Padres Noeles inflables,dan un aire de fiesta a la ciudad.

Elsa Marie Kierkegaard, una danesa convertida al catolicismo hace cinco años, parece algo desconcertada por esta agitación comercial. "Esto parece un gran mercado", afirma.

Sin embargo, está entusiasmada ante la idea de asistir el miércoles a la misa del gallo, a pocos metros de distancia de donde María dio a luz al niño Jesús, según los Evangelios.

Las autoridades palestinas esperan a unos 12.500 visitantes únicamente para la velada de Navidad. En todo el año 2008, el número de turistas en Belén superó el millón, o sea un nivel comparable al del año 2000, y todos los hoteles están llenos.

El regreso de los turistas es visto con agrado por unos 185.000 habitantes de la región de Belén, cuya economía se vio perjudicada.

Lamenta situación en Franja de Gaza
El patriarca latino de Jerusalén, Fuad Twal, quien presidirá el miércoles la misa de medianoche, criticó enérgicamente la construcción del muro de separación, las numerosas barreras levantadas en Cisjordania, y la situación en Gaza.

"Es con dolor y profunda tristeza que constatamos cuántos civiles están bloqueados, cuántos muros y barreras son erigidos, creando violencia y humillación, engendrando rencor y odio",afirmó al leer su mensaje de Navidad a la prensa, en Jerusalén.

Por otra parte, un grupo de 300 cristianos palestinos de la franja de Gaza fueron autorizado para salir durante una semana, en ocasión de la Navidad, indicó el comandante Peter Lerner, portavoz del coordinador de las actividades israelíes en los territorios palestinos.