AFP
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los cadáveres de 10 hombres ejecutados por el crimen organizado, entre ellos un jefe policial, fueron hallados la noche de Navidad en los estados de Guerrero y Chihuahua, el más violento del país, informaron autoridades estatales.

El cadáver de Javier Coapango, coordinador de Seguridad Pública de Coatlán del Río, Morelos, fue localizado en una autopista a la altura de Iguala, Guerrero, tras haber estado "desaparecido desde el día 17 de diciembre", reportó la Procuraduría del estado de Morelos. Coapango fue secuestrado en el trayecto entre su domicilio y su lugar de trabajo, dijo un familiar a la dependencia.

Asimismo, en Chihuahua, el estado más violento de México con más de 2.000 homicidios desde enero, aparecieron los cadáveres de ocho hombres en las últimas horas. Cuatro de ellos, incluido un menor de 16 años, se hallaron en Ciudad Juárez, epicentro de una guerra entre dos poderosos cárteles narcotraficantes. Dos hombres fueron ejecutados en Guadalupe y Calvo, uno más en Guachochi y otro en la carretera Cuauhtémoc-Chihuahua.

Los cárteles de Juárez, dirigido por Vicente Carrillo Fuentes, y de Sinaloa, liderado por el prófugo Joaquín 'El Chapo' Guzmán, se disputan el control del estado de Chihuahua, fronterizo con Texas, para proteger sus envíos de droga hacia Estados Unidos, primer consumidor mundial.

Duro golpe al ejército
Esta semana habían aparecido en Chilpancingo, capital de Guerrero, los cuerpos decapitados de ocho militares en el golpe más duro que ha recibido el Ejército mexicano desde que hace dos años se lanzó un operativo federal con 36.000 uniformados contra las organizaciones de narcotraficantes.

Según cifras oficiales, la violencia ligada al crimen organizado ha dejado más de 5.300 muertes violentas en México en lo que va de 2008.