•   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE y AFP

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, mostró ayer su respeto a la decisión de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de autorizar al Congreso decidir si existen motivos para retirarle la inmunidad a la vicepresidenta, Roxanna Baldetti, e investigarla por un caso de corrupción.

El Supremo resolvió el miércoles dar trámite a una denuncia por corrupción contra Baldetti, para lo que el Congreso creó ayer una comisión que establecerá si existen pruebas en contra de la vicepresidenta.

En un comunicado de prensa emitido la tarde del jueves, Pérez Molina dijo que, como presidente de la República, expresaba su “pleno compromiso” con el Estado de Derecho y con el proceso abierto por la CSJ.

La Comisión del Congreso está presidida por el diputado opositor Salvador Baldizón, de Libertad Democrática Renovada (Lider), quien es hermano del empresario Manuel Baldizón, candidato opositor a la Presidencia para las elecciones generales del próximo 6 de septiembre.
Su nombre y el de los otros cuatro integrantes fueron escogidos durante una sesión celebrada ayer en el Órgano Legislativo a través de un sorteo.

Sin embargo, ayer mismo se conoció que Baldetti impugnó la decisión de CSJ de tramitar un proceso de antejuicio en su contra.
“Hemos presentado una acción constitucional de amparo en contra de la Corte Suprema de Justicia”, dijo Mario Cano, abogado de Baldetti, a la emisora local Radio Sonora, tras presentar la impugnación ante la Corte de Constitucionalidad, máxima instancia judicial del país.