•   Libia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Gobierno de Salvación Nacional libio, no reconocido por la comunidad internacional, pidió este sábado a la Unión Europea que lo ayude a detener la inmigración ilegal.

"Invitamos a la Unión Europea y la comunidad internacional, en concreto Italia y el sur de Europa, a ayudar a Libia, sobre todo al Gobierno Nacional de Salvación", dijo el primer ministro de ese ejecutivo, Mohamed Jalifa al Guwail a la AFP.

Guwail visitó la ciudad portuaria de Misrata, al este de Trípoli, para averiguar las necesidades de la guardia costera libia, antes de acudir a un centro de detención de migrantes.

Según responsables libios, entre 5.000 y 7.000 migrantes llevan meses repartidos en los 16 centros de internamiento de Libia.

La mayoría fueron interceptados mientras intentaban cruzar el Mediterráneo rumbo a Europa. Los migrantes emprenden una peligrosa travesía desde las costas libias a bordo de barcos atestados y vetustos, que vuelcan con frecuencia dejando centenares de muertos.

El responsable de la guardia costera libia, Rida Issa, dijo hace unos días a la AFP que su unidad necesita "10 barcos equipados" para luchar contra la migración clandestina.

Los traficantes de migrantes aprovechan ahora el caos en el que está sumido el país desde la caída de Muamar Gadafi en 2011.

Naciones Unidas asegura que más de 110.000 migrantes pasaron por Libia en 2014 en su camino hacia Europa.

Más de 5.000 migrantes fallecieron al naufragar en las aguas del Mediterráneo en los últimos 18 meses.

El pasado 19 de abril, unos 750 migrantes murieron cuando su barco se hundió entre Libia e Italia.