•   Sevilla, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Cuatro trabajadores españoles del consorcio europeo Airbus murieron ayer y dos están gravemente heridos tras estrellarse en las cercanías del aeropuerto de Sevilla (sur) un avión militar que la empresa probaba para su posterior entrega a Turquía.

Hacia las 11.00 horas GMT (13.00 locales) un A400M de los que Airbus ensambla y prueba en Sevilla se estrelló a poco más de un kilómetro del aeropuerto de esa ciudad mientras hacía prácticas de despegue y aterrizaje.

El avión siniestrado, que se incendió, generó rápidamente una densa columna de humo visible desde varios kilómetros, mientras los bomberos y sanitarios del aeropuerto sevillano se desplazaban al lugar.

El accidente causó la muerte de cuatro personas y heridas graves a dos, que fueron trasladadas a hospitales de la ciudad con fracturas y quemaduras.

Cierre de aeropuerto
El consorcio europeo Airbus cuenta con una planta dentro del aeropuerto sevillano y los aviones en pruebas despegan y aterrizan desde el mismo, según fuentes aeroportuarias.

Sobre los ocupantes del aparato no trascendieron datos acerca de su identidad, salvo que son españoles y trabajadores de Airbus, pero que no son militares.

El aeropuerto sevillano fue cerrado al tráfico aéreo durante casi dos horas para permitir la actuación de los servicios de emergencia, lo que obligó a retrasos en las salidas y a desvíos a aeropuertos cercanos.

Desde París, donde tiene su sede social, Airbus Defence & Space informó de que el avión siniestrado, del modelo MSN23, era para un cliente de Turquía y se convocó un gabinete de crisis para analizar y gestionar lo ocurrido.