•   Yakarta  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Unos 469 migrantes procedentes de Birmania y Bangladesh fueron rescatados ayer frente a las costas de Aceh, una provincia indonesia al norte de la isla de Sumatra, indicó un responsable de la operación.

“Varios pescadores informaron de que un grupo de migrantes estaban en dificultades en el mar, ante las costas de Aceh” indicó el responsable. “Enviamos equipos al lugar y hemos rescatado a 469 migrantes de Birmania y Bangladesh. Hay mujeres y niños entre ellos.

Por ahora, todos están a salvo”, añadió.

Las autoridades llevarán a los migrantes de la minoría musulmana rohingya a un centro de internamiento en el norte de Aceh, donde la policía y los funcionarios de inmigración investigarán lo ocurrido.

Había 83 mujeres, una de ellas embarazada, y 41 niños a bordo, según Darsa, un responsable local que, como es costumbre en Indonesia, usa un solo nombre.

La embarcación donde viajaban se detuvo por la mañana frente a una playa del norte de Aceh. “Uno de los migrantes que sabía hablar malayo me aseguró que el traficante les dijo que estaban en Malasia y que tenían que nadar hasta la costa”, explicó Darsa.

“Algunos lo hicieron, pero más tarde los pescadores les dijeron que estaban en Indonesia”, aseveró.

Varios pasajeros no se encontraban bien y tuvieron que recibir asistencia médica, informó.

Huyen de la violencia
Las autoridades birmanas consideran a los cerca de 800,000 rohingyas como inmigrantes ilegales procedentes de la vecina Bangladesh.

En los últimos años, la violencia sectaria ha obligado a miles de ellos a huir para salvar la vida.

Los rohingyas intentan llegar a Malasia, un país de mayoría musulmana, pasando por el sur de Tailandia o el mar de Andamán, con la ayuda de traficantes sin escrúpulos.

En 2012, los enfrentamientos entre budistas de la minoría rajin y los rohingyas dejaron más de 200 muertos y 140,000 desplazados en el estado birmano de Rajin (suroeste).

Según la ONU, la minoría rohingya es una de las más perseguidas del mundo.