•   Ginebra, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un grupo de expertos independientes con mandato de la ONU denunció el lunes en su informe el retraso y los fallos de la OMS en su gestión de la "epidemia sin precedentes" de ébola.

El grupo "sigue sin entender por qué las alertas precoces lanzadas entre mayo y junio de 2014 no tuvieron una respuesta seria y adecuada", según el informe divulgado el lunes, en una versión preliminar. El texto final será publicado a mediados de junio.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no declaró el estado de urgencia mundial por el ébola hasta el 8 de agosto. La epidemia de ébola afectó a 26,000 personas y mató a casi 11,000, esencialmente en Guinea, Liberia y Sierra Leona. El sábado pasado, la OMS dio por terminada la epidemia de ébola en Liberia después de transcurridos 42 días sin nuevos casos.

Constatada la lentitud de la OMS en reaccionar, los estados miembros de esta organización pidieron en marzo a un grupo de expertos que examinaran las razones de estos fallos en el funcionamiento.

"Hay un gran consenso para decir que la OMS no tiene una capacidad suficientemente fuerte para llevar a cabo operaciones de emergencia", según el informe.

"Hubo graves lagunas en los contactos con las comunidades locales durante los primeros meses de la epidemia", agrega.

El grupo de expertos empezó sus labores el 9 de marzo con la misión de "evaluar todos los aspectos de la acción de la OMS" frente a la epidemia de ébola.

Está presidido por la británica Barbara Stocking, expresidenta de Oxfam Gran Bretaña.

- Debilidad estructural -

La OMS padeció una debilidad estructural para responder a las situaciones de emergencia, según este grupo, que pide a la organización que remedie rápidamente esta situación.

El grupo recomienda en especial que se refuerce la capacidad operativa de la OMS. Los estados miembros son invitados a implementar un fondo de emergencia, así como una fuerza de intervención sanitaria que podría ser movilizada inmediatamente.

La OMS también debería crear un equipo multidisciplinario para responder a las situaciones de urgencia. Una estructura de mando clara, única en el seno de la agencia, debe asimismo crearse de forma rápida.

Los expertos recomiendan que el Consejo ejecutivo tome una decisión al respecto en enero de 2016.

Respecto al retraso de la OMS en responder a la crisis del ébola, el informe cita varias razones: mala comprensión del contexto de esta epidemia diferente de las demás, informaciones poco fiables en el terreno, difíciles negociaciones con los países implicados, y lagunas en la estrategia de comunicación de la OMS, que además careció de autoridad durante la crisis.

La respuesta internacional sólo empezó a ser masiva en septiembre, cuando el conjunto del sistema de la ONU reaccionó y fue creada otra estructura, la misión de Naciones Unidas para la lucha contra el ébola (UNMEER), destaca el grupo de expertos.

Este informe preliminar será objeto de debate la próxima semana en el curso de la Asamblea mundial de la salud, del 18 al 26 de mayo en Ginebra.